sábado, 4 de junio de 2016

HCR-20 Una valoración actuarial del riesgo de comportamientos violentos



Entenderemos por comportamiento violento, aquel “conjunto de estrategias por medio del cual los individuos, a veces en solitario, a veces en grupo, tratan de imponer su voluntad de poder y dominio sobre otros, usando tácticas comportamentales que producen daño o malestar en las victimas” (Hilterman y Andrés Pueyo, 2005).  Existen un buen número de instrumentos para valorar la probabilidad de que una persona emita conductas violentas. Para la valoración de conductas de violencia contra la pareja, podemos recurrir a la entrevista S.A.R.A. , entre otras; si lo que queremos es valorar el riesgo de ejercer violencia sexual, puede usarse el SVR-20; cuando hay presencia de psicopatía podemos emplear el PCL-R y cuando pretendemos valorar el riesgo de comportamientos violentos uno de los instrumentos de elección puede ser el HCR-20: Guía para valoración del riesgo de comportamientos violentos.  El presente artículo pretende ofrecer una muestra detallada  y resumida de instrumento. En ningún caso este artículo podrá sustituir el manual  original publicado por la Universitat de Barcelona ya que en él figuran numerosas cuestiones a tener en cuenta en una valoración de riesgo.


En sus inicios, en HCR-20 fue desarrollado por la Comisión de Servicios Forense-Psiquiátricos del British Columbia (Canadá)  y actualmente comprende 20 ítems  que están relacionados con factores actuariales (análisis estadísticos de datos acumulados) y clínicos, todos ellos con una probabilidad relacionada con los comportamientos violentos. La codificación de cada uno de los veinte ítems es muy similar al de otros instrumentos de valoración del riesgo como la SARA o el Sexual Violent Risk 20 (SVR 20):

0.-No. El ítem está claramente ausente o no se puede aplicar.
1.- Quizá. El ítem está presente con probabilidad, o con una intensidad limitada.
2.- Sí. El ítem está claramente presente.
Omitir-.No se sabe. La información es suficientemente válida para tomar la decisión acerca de la presencia o ausencia del ítem.

Los primeros ítems a valorar corresponden a los Ítems Históricos (Pasado del Evaluado):

H1. Violencia previa. Los actos de violencia moderada incluirían “abofetear, empujar y otras conductas que no causen lesiones serias o permanentes”. Los actos de violencia grave englobarían aquellas conductas que causen “muerte o lesiones muy severas”.

H2. Edad de comienzo. Cuanto más temprano sea el primer acto violento conocido (que no el primer delito identificado) mayor puntuación se le otorgará.

H3. Relaciones inestables de pareja. Dentro de inestabilidad se entiende “muchas relaciones no duraderas, ausencia de relaciones, o presencia de conflictos en las relaciones duraderas”.

H4. Problemas relacionados con el empleo. Este ítem evalúa los problemas del sujeto con el empleo y  no la capacidad para encontrar un trabajo.

H5. Problemas con el abuso de sustancias adictivas. A mayor es la conducta adictiva mayor es la puntuación que se ha de otorgar.

H6. Trastorno mental grave. Análogamente al caso anterior, cuanto más grave sea la patología mental, mayor será la puntuación que se ha de otorgar.

H7. Psicopatía. Para evaluar este ítem es preciso conocer la puntuación del PCL-R o el PCL:SV (versión del PCL con muestra psiquiátrico-civil).

H8. Desajuste infantil. Cuanto más desajustado haya sido el comportamiento infantil y en mayores contextos se haya presentado (p. ej. casa y/o escuela), mayor puntuación recibirá este ítem.

H9. Trastorno depersonalidad. La puntuación viene de la mano de probabilidad de existencia de alguno de los trastornos de personalidad recogidos bien en el DSM o en la CIE.

H10. Incumplimiento de la supervisión. Este factor valora cuestiones que van desde escapar de un centro penitenciario, hasta reincidencia delictiva durante el periodo de libertad condicional pasando por  causar un altercado o volver tarde cuando se la ha concedido permiso.

A continuación figuran los Ítems Clínicos (Presente del evaluado):

C1. Carencia de introspección. Este ítem se relaciona con la consciencia y comprensión que la persona tiene de su problema con la ira  y la violencia.

C2. Actitudes negativas. Este se  ítem pone de manifiesto valorando el grado de antisocialidad de las actitudes del evaluado, con frecuencia está relacionado con los grupos u organizaciones sociales a los que los evaluados pertenecen y que contribuyen a perpetuar actitudes criminógenas.

C3. Presencia activa de síntomas de trastorno mental grave.  Evalúa la existencia de síntomas psicóticos que invalidan/anulan el autocontrol así como aquellos que amenazan la seguridad de la persona.

C4. Impulsividad. A mayor impulsividad mayor puntuación.

C5. No respuesta al tratamiento. Evalúa la persistencia de las conductas violentas a pesar el de los  tratamientos recibidos. Una peor respuesta al tratamiento es igual a una mayor probabilidad de desarrollar conductas violentas.

En el siguiente punto figuran los Ítems de Afrontamiento del riesgo (Futuro del evaluado):

R1. Ausencia de planes de futuro viables. Este ítem pone de manifiesto que cuantos menos planes de futro tiene la persona y cuanto menos realistas sean, mayor será la probabilidad de volver a desarrollar conductas violentas.

R2. Exposición a factores desestabilizantes. Cada persona expresa la violencia bajo una serie de circunstancias (p. ej: Agresiones ante exposición a drogas, ante rechazo de personas del circulo social del evaluado o  exposición a situaciones frustrantes entre otros). A mayor presencia de factores de inestabilidad mayor será la puntuación en este ítem.

R3. Carencia de apoyo social. Un grupo social (p. ej. familia) puede dar seguridad al evaluado, reduciendo la sensación de amenaza que generalmente sienten las personas con comportamientos violentos. A mayor carencia de apoyo social, mayor puntuación en este ítem.

R4. Incumplimiento a los tratamientos prescritos. El incumplimiento y la escasa adhesión a los tratamientos afectan a la comisión de conductas violentas y favorece la inestabilidad.

R5. Alto nivel de estrés experimentado. Afrontar el estrés con poca eficacia incrementa la probabilidad de emitir conductas violentas. A mayor probabilidad de mal control del estrés, mayor habrá de ser la puntuación en este ítem.


Y es al final del manual, donde  tenemos a disposición una práctica ficha en la que se recogen los resultados de este instrumento tan expandido por el ámbito forense y penitenciario, ya que como se ha visto, para obtener la puntuación de cada ítem con garantías es necesario consultar un buen número de fuentes de información.